, Coworking

¿Es esto el fin de la oficina tradicional?

coworking

 

Que los espacios coworking están en auge, es una realidad. Pero, ¿qué pasará dentro de unos años cuando sea cada vez más el número de profesionales que trabajen en estos espacios? Hasta el momento, el concepto de coworking se asocia a gente joven y/o freelance, y la oficina tradicional a generaciones anteriores, pero cada vez más gente está familiarizada con este tipo de ‘Espacios de trabajo compartido’.

El concepto de oficina como un espacio abierto en el que hay diferentes empresas, cada vez es más frecuente y se va dejando de lado el concepto de oficina individual. Según un estudio (Annual Global Cowrking Survey) en 2015 existían 8.900 espacios coworking, y acabaremos 2018 con casi 18.000 espacios. Igual sucede con los coworkers, en 2015 aproximadamente había medio millón de coworkers en todo el mundo y en 2018 ya casi llegamos a ser 2 millones.

Todo esto está fomentado, no solo por el ahorro en costes, si no por las nuevas formas de trabajo. Ahora hay más facilidades para trabajar a distancia, los horarios son más flexibles y cada vez es más normal que los empleados trabajen donde y cuando quieran. Hay un gran porcentaje de profesionales que son cada vez más itinerantes, por lo que necesitan un espacio de trabajo flexible allá donde vayan. Poco a poco se irán perdiendo las etiquetas que asocian un espacio coworking con gente joven, autónomos y startup.

El 71% de las personas que trabajan en un coworking dicen sentirse más productivas que en casa o en la oficina tradicional, ya que mejoran su concentración y el aprovechamiento del tiempo. Estos beneficios pueden ser aprovechados por profesionales de todas las edades y sectores.

Aunque la tendencia sea esta, esto no significa que las oficinas tradicionales vayan a desaparecer, ya que las grandes empresas seguirán usando sus propios espacios. Incluso hay una nueva modalidad en la que grandes empresas instalan espacios coworking en sus propias oficinas, como Google o Apple.

Escribe lo que piensas